¿Qué es la comunicación intercultural?

¿Qué es la comunicación intercultural? Para poder entenderla y dar una definición debemos explicar y recorrer ciertos aspectos que en ella están presentes.

Partiendo de Joel Sherzer, un antropólogo lingüístico americano, podemos establecer una relación entre lengua, discurso y sociedad. El discurso se convierte entonces en un proceso creativo donde el individuo refleja los significados culturales y la cosmovisión o percepción del mundo por parte de una sociedad. Es decir, a través del discurso y la lengua podemos observar y explicar como se muestra en él la cultura y la sociedad. Para ejemplificarlo podemos señalar el uso de las palabras eco en ciertas lenguas en donde existen varios significantes para un mismo significado dependiendo del estrato social. Podemos decir que en la comunicación no solo es importante el conocimiento de la lengua en sí, sino también un conocimiento pragmático de ella.

La parole (como ‘acto de hablar’ dentro del lenguaje como actividad social) es, pues, un proceso social que nos sirve de instrumento para acceder a los complejos procesos sociales. La lengua, en el sentido más amplio, debe ser entendida también desde la antropología lingüística y la sociolingüística, ya que en su uso se realiza la cultura y la sociedad; debemos dejar de entenderla como un simple código. La relación entre comunicación y cultura es un hecho, es más, en los intercambios comunicativos humanos no existen formas de comunicación a-cultural. Debido a esta relación aparece como campo de estudio la comunicación intercultural, en la cual unos de los objetivos de estudio es evitar los malentendidos interculturales que pueden surgir. Estos se pueden dar incluso en hablantes que usen misma lengua en el momento de un intercambio comunicativo, ya que si pertenecen a culturas diferentes puede darse la existencia de un choque cultural.

La comunicación intercultural es, como consecuencia, aquella que resulta entre hablantes de culturas y lenguas diferentes donde se analizan las interrelaciones entre los hablantes. Debemos diferenciarla, aún siendo ambas complementarias, de la comunicación transcultural, en la cual no se analizan las interrelaciones, sino que se comparan las diferentes formas de comunicación interpersonal de distintas culturas.

En el análisis de estas interrelaciones y para entender los malentendidos debemos tener en cuenta diversos niveles lingüísticos (pausas, ritmo, volumen, risas, entonación, interrupciones, acento…) ya que pueden ser causantes de malentendidos graves.

La globalización es un hecho a tener en cuenta a la hora de hablar de comunicación intercultural ya que en un mundo en el que las identidades nacionales entran en contacto, debido que los intercambios comunicativos interculturales son cada vez más frecuentes, es muy probable que surjan conflictos y malentendidos comunicativos y culturales. No solo eso, las sociedades modernas se caracterizan por una amplio pluralismo cultural y por ello, en las interrelaciones, no solo es importante el idioma, sino tener un conocimiento de las diferencias culturales.

La adquisición de una lengua conlleva un proceso de socialización y la enseñanza de lenguas, en un mundo globalizado, debe tenerlo presente. No solo se debe enseñar una lengua, sino el cómo usarla teniendo en cuenta las diferencias socioculturales que puedan existir, es decir, la enseñanza de una lengua debe tener un enfoque mucho más pragmático e intercultural con el fin de solventar los malentendidos que puedan surgir en las interrelaciones.

En las diferentes sociedades el concepto de cultura puede variar de significado dependiendo de su uso, enfoque, contenido y estatus. Las diferentes perspectivas desde que las que se puede abordar este concepto deben estar presentes en el estudio de la comunicación intercultural. También las peculiaridades que surgen dentro de la interacción entre diferentes unidades culturales, así como las circunstancias en las que estas están presentes, deben ser abordadas en el campo de estudio de la comunicación intercultural con el fin de conseguir una eficacia comunicativa alejada de conflictos y choques culturales.

Finalmente, teniendo en cuenta todo lo mencionado y explicado anteriormente, podemos llegar a una conclusión y a una definición de la comunicación intercultural como el resultado de la interacción entre interlocutores pertenecientes a diferentes lenguas y culturas, los cuales poseen previamente conocimientos y pautas de socialización diferentes, y que gracias a su competencia intercultural son capaces de solventar esas diferencias y satisfacer sus necesidades comunicativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *